miércoles, 3 de agosto de 2016

Tres mil jóvenes deciden seguir a Cristo durante el Encuentro Vocacional del Camino Neocatecumenal


Kiko Arguello, iniziatore del Cammino Neocatecumenale - AFP


Tres mil jóvenes subieron al estrado junto a Kiko Argüello para dar su sí a Cristo en la vocación sacerdotal, religiosa o laical. Fue este lunes, durante el Encuentro Vocacional del Camino Neocatecumenal celebrado en el Campus Misericordiae de Cracovia y que duró casi cuatro horas (puedes verlo abajo en su integridad). Se trata de un acto tradicional tras cada JMJ que suele suscitar cientos de vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales que perseveran. Los candidatos al sacerdocio se dirigirán a alguno de los 107 seminarios Redemptoris Mater, muchas jóvenes ingresarán en conventos de clausura y familias se propondrán como misioneros itinerantes para llevar el Evangelio a lugares donde es desconocido.

Kiko Argüello se dirigió a los 150.000 jóvenes en presencia de decenas de cardenales y obispos.

El cardenal Stanislaw Dziwisz, arzobispo de Cracovia, presidió el evento, al que asistieron numerosos purpurados y obispos. Y los 150.000 jóvenes presentes originarios de 120 naciones, tuvieron muy presente a Carmen Hernández, co-iniciadora del Camino, fallecida el pasado 19 de julio.

Entre la sonrisa y la emoción, según refleja Radio Vaticana, Kiko Argüello evocó la presencia e intercesión de Carmen en la elección evangelizadora de quienes se lanzasen a seguir a Cristo en ese momento: "Un milagro de Carmen es que dijo que debíamos ir el año próximo por toda Europa. Y los presbíteros y seminaristas, sobre todo los seminaristas, me preguntan siempre: ¿cuándo nos mandas de dos en dos, sin mochila, sin dinero, a dormir en la calle? Porque nos han contado que suceden milagros, quienes lo han hecho nos han dicho que han sido los días más hermosos de su vida, sientiendo dentro a Jesucristo, con fuerza. ¿Queréis vosotros también vivir esta experiencia? Dormir en la calle, estar cuatro días sin comer nada, ser rechazados e insultados pero sentir a Jesucristo muy próximo..."

Momento en el que los tres mil jóvenes que respondieron este lunes
a la llamada de Cristo suben al estrado para dar el sí a su vocación.

Según explicó Kiko, sólo con el testimono se puede transmitir el kerigma: "El cristianismo no conquista con la espada ni con la guerra, se propone con el testimonio personal. Lo máximo que podemos decir es: 'Yo te cuento mi vida'".

El iniciador del Camino Neocatecumenal mencionó durante su intervención, entre otros temas, la importancia de la encíclica Humanae Vitae de Pablo VI, el papel de la fe y la esperanza como certezas en medio del actual vacío de valores y el ecumenismo y las relaciones que los itinerantes están tejiendo con las comunidades ortodoxas en los países donde ejercen la misión.


Kiko Argüello destacó la importancia de estos actos para suscitar vocaciones: "Muchos jóvenes me dicen: 'Estoy esperando los encuentros que hacéis, porque quiero que Jesucristo me llame, que me diga levántate y sígueme'". "Porque muchos jóvenes han escuchado esto", concluyó: "Tú, levántate y sígueme".

Encuentro Vocacional del Camino Neocatecumenal en Cracovia, el 1 de agosto de 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada