viernes, 29 de julio de 2016

Conozca cuál será su destino final


El cielo te espera - Cristo con los brazos abiertos


52. ¿Qué es el cielo?
El cielo es el «medio» de Dios, la morada de los ángeles y los santos y la meta de la Creación. Con la expresión «cielo y tierra» designamos la totalidad de la realidad creada. [325, ­327]


El cielo no es un lugar en el universo. Es un estado en el más allá. El cielo está allí donde se cumple la voluntad de Dios sin ninguna resistencia. El cielo existe cuando se da la vida en su máxima intensidad y santidad —vida que no se puede encontrar como tal en la tierra—. Cuando con la  ayuda de Dios vayamos algún día al cielo, entonces nos espera lo «que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo  aman» (1 Cor 2,9). 




Infierno, estar lejos de Dios porque así lo quieres

53 ¿Qué es el infierno?
Nuestra fe llama «infierno» al estado de la separación eterna de Dios. Quien en la presencia de Dios ve con claridad el amor y sin embargo no lo acepta, se decide por este estado. [1033­, 1036]


Jesús, que conoce el infierno, dice que son «las tinieblas de fuera» (Mt 8,12). Expresado en nuestros conceptos es seguramente más frío que caliente. Con estremecimiento se adivina un estado de completo entumecimiento y de  aislamiento desesperado de todo lo que podría aportar a la vida ayuda, alivio, alegría y consuelo.




Ángeles,Espíritus invisibles
54. ¿Quiénes son los ángeles?
Los ángeles son criaturas de Dios puramente espirituales, que tienen inteligencia y voluntad. No son corporales, son inmortales y normalmente no son visibles. Viven constantemente en la presencia
de Dios y transmiten a los hombres la voluntad y la protección de Dios. [328­-333, 350­-351]


Un ángel, escribió el cardenal Joseph Ratzinger, es «como el pensamiento personal mediante el cual Dios se vuelve  hacia mí». Al mismo tiempo los ángeles están completamente vueltos a su Creador. Arden en amor por él y le sirven noche y día. Nunca cesa su canto de alabanza. Los ángeles separados de Dios son llamados en  la Sagrada Escritura diablos o demonios.


55.  ¿Se pueden establecer relaciones con los ángeles?
Sí. Se puede pedir ayuda a los ángeles y solicitar su intercesión ante Dios. [334-336,  352]


Cada persona recibe de Dios un ángel custodio. Rezar al ángel de la guarda por uno mismo y por otros es bueno y sensato. Los ángeles también se pueden hacer perceptibles por su cuenta en la vida de un cristiano, por ejemplo como portadores de una noticia o como acompañantes que ayudan.
La fe no tiene nada que ver con los falsos ángeles del esoterismo.




* El texto (pregunta y respuesta) proviene del Youcat = Catecismo para Jóvenes. Los números que aparecen después de la respuesta hacen referencia al pasaje correspondiente del Catecismo de la Iglesia Católica que desarrolla el tema aún más. Basta un clic en el número y será transferido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada