domingo, 23 de abril de 2017

La oración escondida al final del Ave María



La oración escondida al final del Ave María

Si lo permitimos, la Virgen María nos acompañará

“…ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”.
Aprendí esas palabras al principio de mi infancia. Aprendí los sonidos, las pausas, hasta dominé el arte de mezclar mi voz con otras voces para formar una única ola de súplica. Pero después de años de Aves Marías, un día se me ocurrió que había una petición escondida en las palabras finales de la oración.
“En la hora de nuestra muerte”. Nosotros estamos pidiendo que María rece por nosotros en el momento más importante de nuestra vida, cuando el alma deja el cuerpo y se pone frente a Nuestro Señor, cuando la eternidad –para bien o para mal– se extiende frente a nosotros.
Pero, me parece que la expresión “en la hora de nuestra muerte” puede significar algo más. Hace un año o dos estaba orando en la esterilla del gimnasio. En un momento determinado, pensé: hay dos tipos de muerte. No existe solamente la muerte corporal, sino también la muerte del yo, la muerte del “hombre viejo” al que san Pablo se refiere (esa parte mía orientada hacia Dios y la parte vinculada a mí mismo y al pecado).
¿Y no necesitamos del apoyo de la Virgen María en el momento de esa “muerte” también?
Ahora, entiendo que esta petición del Ave María engloba todo esto: ruega por mí ahora; ruega por mí en la hora de mi muerte física y ruega por mí en el momento de mis pequeñas muertes diarias, esas veces en que soy llamado a enterrar el “viejo yo” para que, muerto al pecado, me pueda elevar a la plenitud de la vida en Cristo.
“Despojaros, en cuanto a vuestra vida anterior…”, dice san Pablo a los Efesios, “revestiros del Hombre Nuevo, creado según Dios”.
“Desconsiderar nuestra vieja naturaleza”, ¿no es una especie de muerte? ¿una muerte que también tememos y de la que huimos diariamente? A veces me siento tentada a pensar que un martirio corporal de una sola vez suena relativamente simple, en comparación con la perspectiva de sacrificar mi voluntad día tras día.
Y aquí entra Nuestra Señora. Puedo correr hasta ella con mis miedos, con mis imágenes terribles sobre lo que me reserva el futuro y con mi absoluta debilidad. Ruega por mí ahora, en todos mis problemas actuales, miedos y luchas. Y en la hora de la muerte, en esas hora de pequeñas muertes de uno mismo y en la hora final, en que seré llevado ante el tribunal.
Así como ella se quedó con Cristo hasta el último momento, ella nos acompañará, si la dejamos. Ella desea sostenernos en nuestras muertes diarias para vernos llegar victoriosos frente a Cristo en nuestra última hora.
Nuestras batallas son reales. Nuestras pequeñas luchas cuentan. Pero no podemos conquistarlas solos. Recemos fervorosamente, entonces, con sinceridad y confianza a nuestra Madre fiel:
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.



Fiesta de la Divina Misericordia: el Papa dice que «abre la mente» y es «piedra angular en la fe»


Fiesta de la Divina Misericordia: el Papa dice que «abre la mente» y es «piedra angular en la fe»


Francisco presidió este domingo el rezo del Regina Coeli desde la ventana del estudio pontificio recordando que, como cada domingo después del de Pascua, se celebra el día de la Divina Misericordia, devoción difundida por Santa Faustina Kowalska en el siglo XX, que San Juan Pablo II consolidó. 

“La misericordia abre la puerta de la mente para comprender mejor el misterio de Dios y de nuestra existencia personal. Hace entender que la violencia, el rencor y la venganza no tienen ningún sentido, y la primera víctima es quien vive de estos sentimientos porque se priva de la propia dignidad”, explicó el Papa Francisco. 

El Pontífice explicó que “cada domingo hacemos memoria de la resurrección del Señor Jesús, pero en este tiempo después de Pascua el domingo se viste de un significado todavía más luminoso”. “No olvidemos nunca que la misericordia es la piedra angular en la vida de la fe, y la forma concreta con la que damos visibilidad a la resurrección de Jesús”.

El Pontífice señaló que la misión de la Iglesia es “llevar el anuncio concreto del perdón” y este signo “lleva consigo la paz del corazón y la alegría del encuentro renovado con el Señor”.

Desde el año 2000, Divina Misericordia en el calendario
Francisco recordó que “en el Jubileo del año 2000, San Juan Pablo II estableció que este domingo fuese dedicado a la Divina Misericordia” lo que fue “¡una hermosa intuición!”. “La misericordia abre también la puerta del corazón y permite expresar la cercanía, sobre todo con los que están solos y son marginados, porque allí le hace sentir hermanos e hijos de un solo Padre”.

El Papa añadió que la misericordia “calienta el corazón o lo hace más sensible a la necesidad de los hermanos con el compartir y la participación”. En definitiva, hace a todos “instrumentos de justicia, reconciliación y de paz”.

La agencia Aciprensa recoge también sus palabras sobre el nombre clásico de este domingo: "in albis". “En la tradición de la Iglesia, este domingo se llamaba ‘in albis’ y hacía referencia al rito que realizaban los que habían recibido el bautismo en la Vigilia de Pascua”. “A cada uno de ellos le era entregada una vestidura blanca –alba– para indicar la nueva dignidad de los hijos de Dios”.

“Y todavía hoy –continuó– a los recién nacidos se les da una pequeña vestidura simbólica, mientras los adultos se ponen una verdadera. Esa vestidura blanca, en el pasado, se llevaba durante una semana, hasta el domingo in albis, cuando los neófitos iniciaban su nueva vida en Cristo y en la Iglesia”. “Este domingo nos invita a retomar con fuerza la gracia que proviene de la misericordia de Dios”, subrayó al hablar de nuevo de la misericordia.

Más información sobre el Domingo de la Divina Misericordia y Santa Faustina

Una multitud reza en Caracas, ante la Conferencia Episcopal: «Cese el odio, no devolvamos el mal»


Mientras Caracas ve llegar nuevos contigentes de policías y funcionarios para bloquear protestas (llegan del interior del país para sustituir a los de la capital, agotados tras una semana de manifestaciones) la gente sigue saliendo a la calle a expresarse y en este sábado lo hizo ante la Conferencia Episcopal con una gran encuentro de oración al aire libre. 

En la avenida Teherán de Caracas, en el encuentro de oración, se guardó un minuto de silencio por las víctimas de la violencia en las manifestaciones de esta semana, que han sido al menos 16. La agencia CNN habla además de 600 detenidos.



“No descansaremos hasta que hayamos restituido el orden constitucional y el Estado de Derecho. Oremos a Dios para que no se desvanezca la lucha y podamos restituir la libertad, la democracia y se haga realidad el pacto entre los ciudadanos”, clamó el padre Raúl Herrera, capellán en la Universidad Central de Venezuela.

“Que cese el odio y ayúdanos, Señor, a no querer venganza en nuestros corazones. No devolvamos mal por mal. Ayúdanos a sacar los demonios que han hecho aflorar lo peor de los venezolanos”, oró el sacerdote, apoyado por la multitud.



También habló un representante del Consejo Evangélico de Venezuela pidiendo a Dios que perdonara a Venezuela, a sus gobernantes, a militares, a sus habitantes (fuera o dentro del país) por “todas las cosas negativas”.  

La Marcha del Silencio: llegó a su objetivo
Esta concentración era la llamada "Marcha del Silencio", convocada por la Mesa de la Unidad, que coordina a los manifestantes opositores. En la avenida Victoria, la diputada de Un Nuevo Tiempo, Delsa Solórzano, temía: “El gobierno quiere quitar hasta el derecho a orar por nuestros deudos, por el país, por la democracia”. El presidente de esta formación, Enrique Márquez, dijo: “No queremos golpes de Estado sino elecciones. Que se fije el cronograma comicial constitucional”. Hubo un momento en que no se sabía si esta marcha podría llegar al lugar solicitado o las autoridades la bloquearían, pero finalmente los comandantes policiales permitieron avanzar a la "Marcha del Silencio". 



Allí estaban unidos Lilian Tintori (esposa de Leopoldo López), el presidente del Parlamento, Julio Borges, el gobernador Henrique Capriles y el alcalde Carlos Ocariz, entre otros. “Nuestros adversarios están en Miraflores. Somos un pueblo pacífico que quiere que se acabe esta represión. No tenemos por qué tener miedo”, afirmó Capriles.

Hispanoamérica pide paz y diálogo en Venezuela
Como recoge la agencia Aciprensa,  los obispos de Colombia y Panamá expresaron su solidaridad y cercanía con los venezolanos. En un comunicado con fecha 21 de abril, los obispos del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal Panameña (CEP) expresaron su preocupación por “los niveles de explosión social y confrontación política que ha traído luto y heridos en la sociedad venezolana en estos últimos días, a raíz de la difícil situación del país que cada vez se hace más insostenible”. 

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, recuerda el llamado del Papa Francisco a no ser indiferentes ante el sufrimiento de los hermanos por lo que alientan a “recuperar la paz y el sosiego, y a respetar los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos, como se consagrada en una democracia, en nuestro hermano país de Venezuela”. Tras solidarizarse con el llamado de los obispos venezolanos a la búsqueda de soluciones pacíficas, los obispos panameños urgieron a sus compatriotas a “hacer jornadas de oración permanente para que Venezuela pueda volver a la paz y así iniciar un proceso” para la reconciliación y la reconstrucción del país”.

Por su parte, los obispos de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), también publicaron un comunicado en el que expresaron su cercanía y solidaridad “con nuestros hermanos y hermanas de Venezuela, preocupados por la difícil situación que atraviesan”. Asimismo alentaron a buscar soluciones pacíficas y expresaron su apoyo a los “obispos, sacerdotes, religiosos y fieles laicos que en medio de dolorosas situaciones y privaciones, siguen anunciando el Evangelio y trabajando por el bien de Venezuela, así como por la defensa de los valores humanos y cristianos”. “No dejaremos de orar con profunda fe y devoción al Señor por la reconciliación, la unidad y el bienestar integral del hermano pueblo venezolano”, concluye el texto.



El origen de esto se remonta a la decisión del 30 de marzo del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) que emitió una sentencia para asumir las competencias de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, lo que fue considerado como un autogolpe de estado. Tres días después, el tribunal dio marcha atrás, pero el descontento de los venezolanos no se detuvo y siguieron saliendo a las calles ante la falta de alimentos, medicinas, y la cada vez mayor falta de seguridad..

Países hispanos por las libertades
En estos últimos días varios países hispanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay y Perú) precisaron que sus gobiernos rechazan la violencia e hicieron un llamado para que Maduro garantice el derecho a la manifestación pacífica e impida cualquier acción de violenta. El gobierno de Venezuela rechazó lo que llamó “grosera injerencia” de estos países.

Otros países del ámbito bolivariano expresaron su apoyo al Gobierno de Maduro: se trata de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América -ALBA- compuesta por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, República Dominicana y Ecuador.

En un nuevo comunicado el 20 de abril, los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Paraguay y Uruguay rechazaron “enérgicamente la violencia que se ha desencadenado en Venezuela” y expresaron que “es urgente que las autoridades venezolanas adopten medidas para asegurar los derechos fundamentales y preservar la paz social”.

El martes 18 de abril el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó sus previsiones económicas para este 2017 y 2018. En el caso de Venezuela –que enfrenta una grave escasez de alimentos y medicinas–, el organismo internacional señaló que a fines de año la inflación llegaría a 720% y para 2018 sería de 2.068%. Además, indicó que su economía cerrará 2017 con un retroceso de 7,4%.

sábado, 22 de abril de 2017

57 La Santa Misa contada en Historietas




57. La identificación de los ayudantes
(vestidos litúrgicos)

En la pista se había congelado la nieve y la lluvia. Un hombre pasa delante del hospital, resbala y se cae. Le duele muchísimo el brazo izquierdo, no lo puede levantar. ¡Fractura del brazo! Con mucho esfuerzo se levanta el accidentado. Entra al hospital. Una joven mujer enérgica viene por el pasadizo. El accidentado la llama: "Doctora, por favor, ayúdeme". La joven mujer es médico y le ayuda enseguida. Después de 6 semanas la fractura del brazo ha caído en el olvido.

¿De dónde sabía el desafortunado que la joven mujer que cruzaba el pasadizo era médico? ¿Cómo es que la pudo llamar enseguida: "Doctora"? ¿La conocía anteriormente? No. ¿Fue el vestido blanco? Con eso podría ser también una enfermera o una auxiliar de enfermera. El accidentado vio que ella llevaba un estetoscopio en el bolsillo. Por eso supo enseguida: Médico. Enseguida pudo ayudarle.

También el personal de la Iglesia lleva uniforme. Los acólitos llevan generalmente una sotana roja, el sacristán, los ministros extraordinarios de la Eucaristía una sotana negra. Encima llevan un roquete blanco. Uno los mira con confianza porque van a contribuir a que la celebración será una celebración hermosa. El "uniforme " es su identificación. No quiere decir: "Yo soy más que los demás", sino "me toca llevar adelante este y aquel servicio".

El sacerdote que preside la celebración comunitaria tiene un uniforme propio, también el diácono. Con toda variación de color y corte es el mismo vestido que se llevó en los tiempos d Jesús. Quiere decir: "Vengo a ustedes como los presbíteros de los primero tiempos, como los Apóstoles, como Jesús mismo. No vengo en mi nombre sino en el nombre de la Iglesia y de Jesús".

Los indumentos litúrgicos no honran al que los lleva sino informan a los cristianos con quien están tratando y quien les puede ayudar.




Lo enseña el Talmud: Dios cuenta las lágrimas de la mujer


“Cuídate de hacer llorar a una mujer. 

Dios cuenta sus lágrimas. 

La sacó de tu costado. 

No de tus pies, para que no la pisaras.

No de tu cabeza, para que no estuviera por encima de ti. 

La sacó de tu costado, por debajo del brazo, para que la protegieras. 

Del lado del corazón, para que la amaras”. 

Talmud: (hebreo: תַּלְמוּד [talmūd], «instrucción, enseñanza») es una obra que recoge principalmente las discusiones rabínicas sobre leyes judías, tradiciones, costumbres, narraciones y dichos, parábolas, historias y leyendas.


La Divina Misericordia predicada por Santa Faustina Kowalska y sus visiones, una devoción que crece

La Divina Misericordia predicada por Santa Faustina Kowalska y sus visiones, una devoción que crece

La devoción a la Divina Misericordia no es nueva, viene de antiguo. Sin embargo, en los últimos años ha arraigado en varios grupos de apostolado en España y en todo el mundo, siguiendo la herencia de Faustina Kowalska.

Este carisma se extiende rápidamente y en él ya han profundizado muchos fieles que quieren seguir los pasos de esta santa polaca.

En 1922, Helena Kowalska, una joven polaca de 18 años, pidió permiso a sus padres para ingresar en un convento, porque se sentía llamada a la vida religiosa. Tras recibir su negativa, Helena fue poco a poco entregándose a una vida de frivolidades. 

La Divina Misericordia predicada por Santa Faustina Kowalska y sus visiones, una devoción que crece

Sin embargo, sus aficiones y vanidades no conseguían satisfacer su corazón. Un día de 1924, durante un baile, mientras todos se divertían, sintió una profunda tristeza. Tuvo entonces una de sus primeras visiones de Jesús crucificado que, con el cuerpo cubierto de llagas, le decía: “Helena, hija mía, ¿hasta cuándo me harás sufrir; hasta cuándo me negarás?”.

Al instante, la joven abandonó el baile y se dirigió a la iglesia más cercana, que resultó ser la catedral de San Estanislao de Kostka. Allí pidió al Señor ayuda para saber qué hacer, pidió perdón por sus pecados y escuchó cómo Jesús le decía: “Ve inmediatamente a Varsovia, allí entrarás en un convento”. Así fue como, en agosto de 1925, y no sin dificultades, Helena Kowalska pasó a ser sor Faustina. Posteriormente, describiría en su diario de casi seiscientas páginas, desde 1931 hasta 1938, diversas visiones místicas de Jesús en su Pasión.

La Divina Misericordia predicada por Santa Faustina Kowalska y sus visiones, una devoción que crece

A la izquierda el Cristo de la Divina Misericordia y a la derecha la versión de Vilnius, realizada a petición del confesor de sor Faustina, el padre Sopocko

Vivió 13 años como religiosa y murió en 1938, a los 33 años, de tuberculosis. Su fama de santidad fue multiplicándose. En 1966, sus restos fueron trasladados a una capilla, sobre la cual, con el tiempo, se construiría el santuario de la Divina Misericordia de Cracovia.

Doce promesas de Jesús
Esta devoción y el eco de las promesas que Jesús hizo a santa Faustina se universalizaron cuando –siguiendo las indicaciones recogidas en esos escritos–  san Juan Pablo II instituyó la Fiesta de la Divina Misericordia cada primer domingo de Pascua tras el domingo de Resurrección. En 2016 cobró nueva fuerza después de que el Papa Francisco se apoyase en ella para convocar el Jubileo de la Misericordia.

La Iglesia ha reconocido la veracidad de las visiones místicas de santa Faustina, incluidas las doce promesas que Jesús le hizo para quien venerase su Divina Misericordia a través de su imagen y rezase la Coronilla en la Hora de la Misericordia (a las tres de la tarde).

La Divina Misericordia predicada por Santa Faustina Kowalska y sus visiones, una devoción que crece

Entre esas doce promesas destaca la de que “por la propagación de la Divina Misericordia durante toda su vida, el alma será protegida por Cristo como una madre cariñosa protege a su hijo recién nacido y, a la hora de la muerte, no será para ella Juez, sino Salvador”.

Rezar y actuar
Ahora, las realidades eclesiales que han surgido en torno a esta devoción comienzan a unirse alrededor del Apostolado de la Divina Misericordia y el lema:  “Lo único que puede cambiar el mundo es la misericordia de Dios”.

Según cuenta a Misión el sacerdote Pedro Miret, presidente del Apostolado de la Misericordia en Valencia, en España estos grupos “comenzaron como una devoción de varios sacerdotes, a quienes se fueron uniendo otras personas para profundizar en el amor de Dios y rezar juntos”.

La Divina Misericordia predicada por Santa Faustina Kowalska y sus visiones, una devoción que crece

En su diario, santa Faustina relató sus experiencias más íntimas con Dios

En España, el Apostolado lleva pocos meses instituido como asociación pública de fieles, y busca unificar su identidad y objetivos. Para ello, en octubre de 2016 se celebró en Madrid el Congreso Nacional de la Divina Misericordia (www.divinamisericordia.es), al que asistieron varios obispos y más de cuatrocientos miembros de grupos de toda España.

Estos grupos aglutinan a sacerdotes, religiosos y seglares que desean vivir la misericordia en sus vidas, y que trabajan las enseñanzas de formación y oración que reciben desde Cracovia.

Además, rezan la Coronilla en la Hora de la Misericordia, se forman en las Escrituras, profundizan en los mensajes que el Señor dejó por medio de santa Faustina y realizan obras de misericordia espirituales y materiales para llevar el amor infinito de Dios a todos, y que la misericordia no sea un lema abstracto, sino un proyecto de vida concreto.

¿Por qué se reza la Coronilla? 
Según afirma santa Faustina, en una de sus visiones místicas –aprobadas por la Iglesia– Jesús le animó a propagar el rezo de la Coronilla, y le explicó: “Deseo conceder gracias inimaginables a aquellos que confían en mi Misericordia”.

Quien la rece “recibirá gran misericordia a la hora de su muerte; los sacerdotes la recomendarán a los pecadores como su último refugio de salvación; y aun si el pecador más empedernido hubiese recitado esta Coronilla al menos una vez, recibirá la gracia de Mi infinita Misericordia”.

La Divina Misericordia predicada por Santa Faustina Kowalska y sus visiones, una devoción que crece

En otra ocasión, Jesús pidió escribir a santa Faustina que “cuando se rece esta Coronilla en presencia del moribundo, Yo me pondré entre mi Padre y él, no como Justo Juez, sino como Misericordioso Salvador”.

¿Cómo se reza?
Se utilizan las cuentas del rosario. Se inicia con un Padre nuestro, un Avemaría y un Credo. Al iniciar cada decena, en la cuenta del Padre nuestro, se reza: “Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero”.

En las cuentas del Avemaría, se reza: “Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero”. Al finalizar, se repite tres veces: “Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero”.

¿Cuál es la Hora de la Misericordia?
Según afirma santa Faustina Kowalska, en otra de sus visiones místicas de Jesús, fue Él mismo quien le dijo: “A la hora de las tres, implora mi misericordia, especialmente por los pecadores; y aunque sea por un brevísimo momento, sumérgete en mi Pasión, especialmente en mi desamparo en el momento de la agonía. Esta es la hora de mi gran misericordia para el mundo entero. Te permitiré entrar dentro de mi tristeza mortal. En esta hora, no le rehusaré nada al alma que me lo pida por los méritos de mi Pasión”.

Artículo publicado originariamente en Revista Misión (www.revistamision.com) por Blanca Ruiz Antón.

Vea también: Homilia de San Juan Pablo II el día de la canonización de Sor Faustina

Musical de la Vigilia en la JMJ de 2016, en Cracovia, con Sor Faustina como protagonista:

viernes, 21 de abril de 2017

La gran marcha en Venezuela: dos jóvenes salesianos, principales víctimas

No estaban participando en las protestas pero murieron por la represión de los “colectivos de Maduro”


La gran marcha en Venezuela: dos jóvenes salesianos, principales víctimas

 Ramón Antonio Pérez, aleteia
Los presagios no eran los mejores para Venezuela, pero la oposición plantó cara desde muy temprano en veintiséis puntos de Caracas y en las capitales de estado del país. El objetivo era caminar a las sedes de la Defensoría del Pueblo para entregar un documento denunciando el golpe de Estado propiciado por el Gobierno de Nicolás Maduro contra la Asamblea Nacional. En algunas ciudades llegaron, no así en la Metrópolis.
Carlos José Moreno Barón, de 19 años de edad, tampoco pudo llegar a su destino, que no era precisamente la Defensoría del Pueblo porque no estaba en la protesta. Se dirigía a un campo de fútbol en Chuao, es decir una urbanización al extremo de la ciudad, distinta al de la marcha hacia donde se dirigía a practicar, informaron sus familiares.
Venezuela + Carlos José Moreno Barón
Serían las diez y cuarto de la mañana cuando vio truncados sus planes en las adyacencias de la Plaza la Estrella de San Bernardino. Quedó atrapado entre la marcha opositora y sus presuntos victimarios: un grupo de motorizados vinculados a los colectivos oficialistas que abrieron fuego contra los opositores. Los médicos hicieron los esfuerzos necesarios, pero un disparo en la cabeza lo convirtió en la primera víctima del día.
La noticia cayó como un balde de agua fría para el laicado organizado de Caracas. Carlos Moreno pertenecía al movimiento juvenil salesiano y era ex alumno del Colegio San Francisco de Sales, en Sarría, dijo José Manuel López, presidente del Consejo Arquidiocesano de Laicos, quien pidió oraciones por su descanso eterno.
Por su parte, Myriam Altuve Solórzano, quien conocía al joven salesiano, comentó que a Carlos lo vio crecer en Sarria. “Era literalmente un terremoto, inquieto, alegre, tremendo, muy tremendo, convivió en nuestra parroquia, formó parte del oratorio”, según publicó en las redes sociales, una vez confirmado el deceso del muchacho.
“Como salesiana, amante y defensora de los jóvenes, es un momento terriblemente triste, porque en el rostro de Carlos veo el rostro de tantos niños y niñas que he visto crecer”, sostuvo.
No es justo que la intolerancia y la injusticia siga apagando la vida de nuestros jóvenes, los sueños de Carlos no estaban metidos en dos maletas de viaje, quizá porque no tenía esa oportunidad, pero sueños, metas y proyectos sí tenía, y muchos”, escribió Altuve Solórzano.
Consideró que “mañana su nombre lo utilizarán unos y otros y dentro de unos días será simplemente ‘el muchacho que mataron en San Bernardino’. Pero “para quienes le conocimos no, hoy el dolor es inmenso, y ese dolor nos une como salesianos, el oratorio de Don Bosco en Sarria está de duelo, Venezuela una vez más está de duelo”, agregó.
Venezuela

Hija de un funcionario militar

Durante esta jornada de protestas, en San Cristóbal (Táchira), aproximadamente a las dos y cuarenta y cinco de la tarde, un grupos de motorizados, presuntamente vinculados a los colectivos del lugar, dispararon contra Paola Ramírez Gómez, de 23 años de edad, cuando regresaba de una entrevista de trabajo y pasaba frente a la Plaza San Carlos de esta ciudad. Es decir, tampoco estaba participando de las protestas. Ironías de la vida.
Resultado de imagen de Venezuela + Paola Ramírez Gómez

Ramírez Gómez también era ex alumna salesiana ya que se formó en el colegio de Táriba. Su muerte fue instantánea, según se evidenció en la cámara de seguridad de un edificio cercano al sitio donde cayó abatida con un disparo hecho por los colectivos.
Paola es hija de un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), lo cual convierte su tragedia en uno de los muchos episodios contradictorios entre las familias de Venezuela.
En tanto, en las últimas horas se confirmó también la muerte de una tercera persona, en este caso un integrante de la GNB, lo que elevó el número de víctimas a tres durante las protestas.
 Venezuela + Paola Ramírez Gómez

Frente al Plan Zamora, Plan Constitución

Al final del día, Henrique Capriles Radonski hizo un balance general de la “madre de todas las marchas”, indicando que “las manifestaciones contra el autogolpe del señor Maduro se llevaron a cabo en todas las capitales, salvo en Miranda y Vargas”.
“Este es un pueblo firme y sin miedo”, sostuvo Capriles, quien precisó que las intenciones del gobierno nacional con el Plan Zamora Verde (Plan de seguridad impuesto por el Gobierno) son intimidar y justificar el despliegue de la fuerza militar”.
Esto no finalizará hasta que Maduro entienda, que la Constitución debe tener plena vigencia. Frente al Plan Zamora de Maduro, el pueblo activó el Plan Constitución”, dijo. “Frente al Plan Zamora, mañana a la misma hora”, señaló al convocar nuevamente la movilización en todo el país en los mismos puntos activados el 19 de abril.

¿La fiscal se aleja del Gobierno?

Un dato curioso de la jornada estuvo vinculado con la fiscal general Luisa Ortega Díaz. Nuevamente dio muestras de independencia del Gobierno al que se le vincula desde siempre, pidiendo esta vez a los cuerpos seguridad garantizar la libre manifestación.
“Hago un llamado a los actores políticos convocantes de las movilizaciones. Es un derecho constitucional convocar manifestaciones pacíficas y estas no deben poner en riesgo la integridad física de los manifestantes”, dijo en un comunicado.
“Los responsables de los organismos de seguridad del Estado deben garantizar el derecho a manifestarse de manera pacífica, bajo un estricto apego a los derechos humanos. Los mecanismos de negociación deben agotarse antes del uso de la fuerza pública”, expresó la fiscal general de Venezuela.