miércoles, 24 de mayo de 2017

Señor, a quién iremos

Dice San Agustín: El que canta reza dos veces




49 La Santa Misa contada en Historietas


La Santa Misa contada en Historietas


49. ¿Quién irá?
(Podéis ir en paz)

  
"¿Quién irá?" preguntó el Papa al final de la Santa Misa que había celebrado en las cuevas subterráneas, en las catacumbas.

¿"Quién irá?" Lo que quería decir era: "¿Quién lleva la santa comunión a la cárcel y a los enfermos?" La persecución de los cristianos había recrudecido. Un adulto no podía atreverse de visitar a los muchos cristianos en la cárcel. Enseguida lo tomarían preso. El joven Tarcisio se acercó al Papa: "¡Santo Padre, escógeme, envíame!" El Papa contestaba un poco azaroso: "Recién tienes quince años, hijo mío. Eres demasiado joven. ¿Quién podría ayudarte cuando tienes problemas?" Dijo Tarcisio: "Santo Padre, soy el mejor en los deportes. Yo puedo solucionar los problemas. Además es muy temprano. Nadie camina por las calles". El Papa cedió. Con mucho cuidado colocó el pan sagrado, el cuerpo de e Cristo, en un pequeño recipiente.
El recipiente lo colocó en un lienzo. El lienzo lo amarró en el cuello del joven. Puso encima la toga, una especie de abrigo. Preparado así el joven Tarcisio partió antes de que los demás salieran de las catacumbas.

Caminó hacia la ciudad de Roma en la primera aurora. Los guardias de las puertas de la ciudad lo dejaron pasar. Las calles estaban vacías. Tarcisio caminaba con mucho recogimiento. Él sabía lo que llevaba y lo que hacía. Al acercarse a la cárcel escuchó un griterío salvaje. Un grupo de muchachos callejeros corría por allí. Jugaban y peleaban. Uno de ellos reconoció a Tarcisio: "Vaya, ya te levantaste. ¿De dónde vienes? ¿Qué es lo que llevas con tanto cuidado?" Comenzó a jalar del abrigo. Pero Tarcisio lo rechazó con la mano libre.

Entonces el otro gritó: "¡Golpéenlo! Tarcisio es uno de los perros cristianos. Está llevando un secreto. ¡Aplástenlo!" Toda la banda se le vino encima. Tiraban piedras. Tarcisio cayó de bruces y pudo así proteger con el cuerpo el receptáculo con el santísimo sacramento. Los muchachos lo empujaban, lo pateaban y trataban de voltearlo. Tarcisio se desmayó porque alguien le dio un puntapié en la cabeza.

Se escuchó el paso firme de un soldado. Con mano firme arrojó a un lado a los malvados. Uno después del otro huyó. El soldado cargó en sus brazos a Tarcisio que yacía en el suelo como muerto, y lo llevo a la tercera casa de la calle. Sabía que vivía allí una dama cristiana. El oficial cristiano escondió el recipiente con el cuerpo de Cristo bajo su manto rojo y lo llevó a la cárcel. Allí lo entregó al carcelero cristiano y luego fue a visitar a los enfermos que estaban esperando a Jesús.

Tarcisio murió por las heridas que la habían causado los muchachos malvados. Un Papa posterior con el nombre de Dámaso ha compuesto una inscripción acerca del joven mártir y la hizo grabar en una tabla de mármol para que no caiga nunca en el olvido la hazaña de Tarcisio.

"¡Podéis ir en paz!" Esta es nuestra misión al final de cada Santa Misa. Quizás habrá personas que nos harán grandes dificultades cuando queremos llevar a Cristo al mundo. Quizás nos atacarán. Quizás nos darán trabajo. Nos persiguen en el colegio y en la empresa. Querrán arrastrarnos a sus maldades y pecados. Nosotros guardamos dentro de nosotros el misterio de Cristo. Nadie no los podrá quitar. Por eso rezamos en el momento de la santa comunión: "No permitas que seamos separados de Ti".



3 cosas que nos enseñan los ángeles y una oración de invocación

"Gracias te doy, mi amigo celestial, por tu cuidado vigilante perenne. En el momento de mi muerte, llévame al cielo..."

ángel de la guarda

Un ángel de la guarda es un ángel que está asignado para proteger y guiar a una persona en particular, grupo, reino o país.
La creencia en los ángeles de la guarda se puede rastrear a través de toda la antigüedad. El concepto de los ángeles y su jerarquía se desarrolló extensamente en el cristianismo en el siglo V por san Dionisio el Areopagita.
Dios quiere la salvación de todos los hombres. Y todos los hombres necesitan y reciben la gracia suficiente para salvarse y además pueden contar con la asistencia divina de estos seres en todo momento.
Los ángeles de la guarda tienen el poder de ayudarnos a hacer una buena meditación. Dada que nuestra imaginación es, en nuestros sentidos, un poco limitada y muy inferior a la de los ángeles, ellos pueden colocar imágenes sagradas en nuestra mente, sobre todo si les pedimos su ayuda.
Si los demonios pueden colocar imágenes impuras en la imaginación de alguien, en sus intentos de atraernos a la inmundicia del pecado consentido, entonces los ángeles buenos pueden colocar imágenes sagradas en la mente para movernos a los actos de amor.
Del mismo modo, los ángeles buenos pueden evitar que los demonios asalten a nuestra imaginación protegiendo nuestras mentes si con fe se lo pedimos.

Enseñanzas que nos dejan los ángeles custodios:

Los ángeles nos enseñan 3 grandes cosas:
  1. A glorificar al Señor, proclamar su santidad y rendirle sus homenajes de adoración, de amor y de ininterrumpida alabanza.
  2. A cumplir a fidelidad y con prontitud todas las órdenes que reciben del Señor. A cumplir con la voluntad de Dios sin discutir sus órdenes ni aplazando el cumplimiento de éstas
  3. A servir al prójimo. Están preocupados por nosotros y quieren ayudarnos en las diversas circunstancias que se nos presentan a lo largo de la vida. Esto nos debe animar a servir generosamente a nuestros hermanos y a compartir con ellos penas y alegrías y los dones que nos ha dado Dios.

San Bernardo y el ángel de la Guarda

En el año 1010, San Bernardo hizo un sermón muy célebre acerca del ángel de la Guarda, comentando estas tres frases:
“Respetemos su presencia (portándonos como es debido).
Agradezcámosle sus favores (que son muchos más de los que nos podemos imaginar).
Y confiemos en su ayuda (que es muy poderosa porque es superior en poder a los demonios que nos atacan y a nuestras pasiones que nos traicionan)”

San Juan Bosco y los Ángeles

San Juan Bosco narra que el día de la fiesta del Ángel de la Guarda, un 2 de octubre, recomendó a sus muchachos que en los momentos de peligro invocaran a su ángel de la Guarda
Don Bosco contó la historia de dos jóvenes obreros estaban en un andamio altísimo alcanzando materiales y de pronto se partió la tabla y se vinieron abajo. Uno de ellos recordó el consejo oído y exclamó: “¡Ángel de mi guarda!”. Cayeron sin sentido. Fueron a recoger al uno y lo encontraron muerto, y cuando levantaron al segundo, al que había invocado al ángel custodio, este recobró el sentido y subió corriendo la escalera del andamio como si nada le hubiera pasado.
Ese obrero exclamó:
Cuando vi que me venía abajo invoqué a mi ángel de la guarda y sentí como si me pusieran por debajo una sábana y me bajaran suavecito. Y después ya no recuerdo más”.

Oración al Ángel de la guarda

Ángel de la guarda de mi alma, a quien Dios me envió como compañero en la tierra, protégeme de las trampas del maligno, y ayúdame a caminar siempre como hijo de Dios, mi Creador.
Ángel custodio de mi alma, cuyo conocimiento perfecto sirve lo que es verdadero, líbrame de engaños y tentaciones. Ayúdame a conocer la verdad, y siempre a vivir en ella.
Ángel custodio de mi alma, que alabas a Jesucristo, el único Hijo de Dios, que sacrificó su vida por amor a nosotros, ven y sé mi sostén a medida que aprendo los caminos del amor divino, de la generosidad del sacrificio, de la mansedumbre y la humildad de corazón.
Gracias te doy, mi amigo celestial, por tu cuidado vigilante perenne. En el momento de mi muerte, llévame al cielo, donde el único y verdadero Dios, que es la luz, la verdad y el amor, vive y reina por los siglos de los siglos.
Amen

Por Qriswell Quero con aportes de Mercaba.orgArtículo publicado por pildorasdefe.net

martes, 23 de mayo de 2017

HISTORIA DE LA SÁBANA SANTA DE TURÍN

Sábana Santa

Don Jorge Manuel Rodríguez, profesor de Derecho en la Universidad de Valencia y presidente del Centro Español de Sindonología, explica los orígenes y datación de la más venerable reliquia de la historia cristiana.





El cardenal Urosa pide investigar las torturas a los detenidos en las manifestaciones de Venezuela



El cardenal Urosa pide investigar las torturas a los detenidos en las manifestaciones de Venezuela


El cardenal Jorge Urosa, arzobispo de Caracas, ha pedido que el Ministerio Público venezolano investigue las denuncias de maltratos y torturas contra los detenidos en las manifestaciones que desde el 1 de abril se registran contra el gobierno de Nicolás Maduro.

En declaraciones difundidas por la Oficina de Prensa del Arzobispado de Caracas, el Purpurado señaló que “existen muchas denuncias –uno ha escuchado– la existencia de denuncias de maltratos, inclusive torturas, a los que están detenidos en diversas cárceles del país”.

Además, el Cardenal Urosa indicó que “querer juzgar a civiles en tribunales militares es totalmente indebido”.

50 días de protestas; más de 2.600 detenidos
Este lunes el líder opositor Henrique Capriles denunció que en los 51 días de protestas en todo el país han sido detenidas 2.632 personas. “Van 2.632 personas detenidas. Siguen detenidas, presas, 1.050 personas”, dijo en declaraciones a la prensa el también gobernador del estado de Miranda.

Capriles dijo que hay “331 civiles han sido llevados a los tribunales militares” y 168 permanecen detenidos bajo la “jurisdicción militar”.

En las declaraciones difundidas por el Arzobispado de Caracas, el Cardenal Urosa advirtió que tanto la tortura, los tratos crueles y que civiles sean juzgados por tribunales militares “es inconstitucional e ilegal”, porque “con ello no se va a administrar ninguna verdadera justicia, de tal manera, que debe cesar de inmediato”.

Por ello exhortó al Ministerio Público a corroborar la veracidad de las denuncias, porque “no se puede maltratar y mucho menos torturar a ningún detenido”.

El cardenal Urosa pide investigar las torturas a los detenidos en las manifestaciones de Venezuela

El cardenal le habla a soldados y policías
El cardenal, que este lunes presidió en la capital la Jornada de Oración por la Paz en Venezuela, se dirigió también a los miembros de las fuerzas armadas y policiales que son enviados a las zonas donde se desarrollan las manifestaciones.

No tienen por qué estar tirando las lacrimógenas a quemarropa a la gente ni por supuesto disparar ni permitir que haya gente que dispare, porque están actuando también grupos paramilitares, que todo el mundo ha visto en los vídeos”. “Eso debe cesar inmediatamente”, exigió.

"Los obispos nos reunimos con todos"
El Cardenal Urosa también se refirió a la reunión del viernes entre la comisión presidencial para la Asamblea Nacional Constituyente y representantes del Episcopado, encabezados por su Presidente, Diego Padrón.

El Arzobispo recordó que la reunión fue solicitada por el presidente de dicha comisión, el oficialista Elías Jaua. “Nosotros, los obispos recibimos a todos los sectores”, señaló.

“La reunión era necesaria para reiterar el rechazo de la CEV a la Asamblea Nacional Constituyente porque no es necesaria, no se justifica, distrae de los problemas reales del país y va a crear nuevas divisiones”, indicó el Cardenal Urosa.

“Hay una serie de factores que la hacen muy discutible, como por ejemplo, que no se haya convocado un referéndum para que el pueblo diga si quiere o no esa Constituyente”, añadió el Purpurado, que recordó el pedido de la Iglesia para que se resuelva la escasez de medicinas y alimentos, y para que cese la represión.

“Los obispos hemos sido muy claros y siempre estamos listos para defender los derechos de nuestro pueblo”, afirmó.
ReL

Papa Francisco explica a un niño cómo se dio cuenta de que tenía vocación

"Sentí en mi corazón cuál era mi lugar en la vida"... Divertidas anécdotas de la infancia de Bergoglio



  Ary Waldir Ramos Díaz, aleteia
El Pontífice antes de explicar cómo le llegó la vocación sacerdotal compartió el momento en cual entendió que era negado para una pasión más terrenal: El fútbol…

“En mi tierra a  los que no se nos da bien el fútbol nos llaman “pata dura”. ¿Entendido? Yo era un pata dura, y por lo general era portero, para no moverme: era mi papel … No es una palabrota, se puede decir pata dura, no es una palabrota”.
Así respondió el papa Francisco a la pregunta de un niño en su visita a la parroquia de San Pier Damiani ai Monti di San Paolo, en Casal Bernocchi (Acilia) en la periferia sur de Roma este domingo 21 de mayo de 2017.

¿Cómo entendí la vocación? “Cada uno de nosotros tiene un lugar en la vida. Jesús quiere que uno se case, que forme una familia; quiere que otro sea sacerdote, otra monja … Pero cada uno  de nosotros tiene un camino en la vida. Y para la mayoría es que sean como vosotros, como todos los demás, como vuestros  padres: fieles laicos que forman una hermosa familia, que hacen que crezcan sus hijos, que hacen que crezca la  … Y yo estaba en una familia: éramos cinco hermanos, éramos felices.”, indicó.

El Papa encontró en el Centro Deportivo de Casal Bernocchi a los niños y niñas del catecismo. Durante el encuentro, ha respondido a algunas preguntas de los niños.

“Papá trabajaba, venía del trabajo … – en aquella época había   trabajo – y jugábamos … Una vez – os voy a contar algo que os hará reír, pero no hagáis lo que  os digo – hicimos  concurso para jugar a los paracaidistas, tomamos el paraguas y fuimos a la terraza y uno de mis hermanos se tiró el primero desde la terraza.

“¡Se salvó la vida por un pelo! Son juegos peligrosos… Pero éramos felices. ¿Por qué? Porque mamá y papá nos ayudaban a seguir adelante, en la escuela, y también se  preocupaban por nosotros. Es muy bonito, muy bonito … Escuchadme: en la vida es muy bonito estar casados, es muy bonito. Es muy bonito tener una familia, un padre y una madre, tener abuelos, tíos … ¿Lo habéis entendido? Es muy bonito, es una gracia. Y cada uno de vosotros tiene padres, abuelos, tíos,  tiene una familia”, abundó.

El Papa invitó a los jóvenes a ver a la familia como una “hermosa vocación”.

Además, habló de la vocación de los religiosas, las religiosas y los sacerdotes. “Pero también hay otra vocación: ser monja, ser sacerdote. Y un día sentí – pero de repente – tenía 16 años y sentí que el Señor quería que yo fuera un sacerdote. ¡Aquí estoy! Soy un sacerdote. Esta es la respuesta”.

El Pontífice dijo a los más pequeños que es una vocación que se siente en el corazón: “cuando un chico  siente en su corazón simpatía y luego la simpatía continúa, y siente amor por una chica y luego se hacen novios y luego se casan.

 Así se siente en el corazón cuando el Señor dice: ‘Tienes que seguir  el camino para ser sacerdote’. Y así lo sentí yo. Cómo se sienten las cosas buenas de la vida. Porque es bueno”.

Desde hace 10 años, el día 24 de mayo, el mundo entero se une en oración con la Iglesia en China


santuario mariano de Sheshan en Shanghai
Nuestra Señora de Shehan


 
El 27 de mayo de 2007, Solemnidad de Pentecostés, el Santo Padre Benedicto XVI envió una Carta a los Obispos,presbíteros, personas consagradas y fieles laicos de la Iglesia católica en la República Popular China, ofreciendo algunas orientaciones sobre la vida de la Iglesia y la obra de evangelización en China, con el fin de ayudar a los católicos chinos a descubrir lo que el Señor quiere (cf n. 2).

En la Carta, el Papa Benedicto XVI propone también una iniciativa espiritual: “el día 24 de mayo, que está dedicado a la fiesta litúrgica de la Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos —y que es venerada con tanta devoción en el santuario mariano de Sheshan en Shanghai—, podría llegar a ser en el futuro una ocasión para los católicos de todo el mundo para unirse en oración con la Iglesia en China”.

Resultado de imagen de santuario mariano de Sheshan en Shanghai

Desde hace 10 años, esta jornada de oración, no sólo la vive la comunidad católica en la China continental, en el Santuario de Sheshan, sino también por las comunidades chinas que viven en diferentes partes del mundo, a las que se suman con frecuencia muchos católicos locales. De tal modo que desde hace 10 años, el 24 de mayo es una ocasión de encuentro y de testimonio, en el que se reza en todas las latitudes, en particular unión espiritual con la Iglesia en China, manifestando la universalidad de la Iglesia y la comunión con el sucesor de Pedro.

Lo ha recordado el Papa Francisco al final del Regina Coeli de este domingo 21 de mayo: “El próximo 24 de mayo todos nos uniremos espiritualmente a los fieles católicos en China, en la conmemoración de la Bienaventurada Virgen María “Auxilio de los Cristianos”, venerada en el santuario de Sheshan, en Shangai. A los católicos chinos les digo: Levantemos la mirada hacia María nuestra Madre, para que nos ayude a discernir la voluntad de Dios acerca del camino concreto de la Iglesia en China y nos sostenga para acoger con generosidad su proyecto de amor. María nos alienta a ofrecer nuestra contribución personal para la comunión entre los creyentes y por la armonía de la entera sociedad. No nos olvidemos de testimoniar la fe con la oración y con el amor, manteniéndonos siempre abiertos al encuentro y al diálogo”.

A la Virgen María, los fieles chinos en todo el mundo, y cuantos se unen a ellos en la oración, piden la ayuda y la fuerza necesarias para ser siempre y por doquier testigos del Señor Jesús, convirtiéndose en instrumentos de paz, armonía y progreso en la sociedad y en la Iglesia.

Que la intercesión de María nos ayude a todos a hacer la voluntad de Dios porque, siguiendo las enseñanzas del Evangelio y del Magisterio de la Iglesia, cada uno pueda mantener siempre viva la llama recibida en el día del bautismo: luz de la fe, de la esperanza y del amor cristiano que arde en nuestros corazones, por el cual estamos llamados a iluminar nuestro camino y el de tantos hermanos y hermanas. (SL) (Ciudad del Vaticano Agencia Fides –  23/5/2017)

Nuestra Señor de Sheshan en Shanghai